Contenido.com.ec – Portal de Noticias de Los Ríos y Ecuador

Contenido

 Noticias de última hora
  • ALCALDÍA DE BABAHOYO EN CONSTANTE OPERARTIVO Los operativos de control coordinados entre #AlcaldíaDeBabahoyo, #ATM, #PolicíaNacional y #FuerzasArmadas se extienden en el sector comercial y en los distintos barrios. Se llamó la atención a los ciudadanos que...
  • PREFECTO TERÁN Y ALCALDESA DE BABA ENTREGAN RACIONES Una nueva entrega de raciones alimenticias realizó el prefecto @jteransalcedo, junto a @spalacios2017, alcaldesa y los concejales del cantón, en los sectores Virgen de Agua Santa, Augusto Pazmiño, 1ero de...
  • MEDIDAS SUSTITUTIVAS PARA ABDALÁ Esta madrugada en #Guayaquil el juez Ismael Figueroa emitió arresto domiciliario contra el expresidente de la República, Abdalá Bucaram a quien la #FiscalíaEc lo procesa por presunto delito de tráfico...
  • ALLANAN HOSPITAL IESS DE QUEVEDO Mediante un operativo varias computadoras fueron incautadas en el hospital del IESS Quevedo por la Policía Nacional, en un allanamiento que lo encabezó la fiscal Elizabeth Guanopatin. La diligencia se...
  • Yachay Tech transformará licor artesanal en gel desinfectante La Universidad Yachay Tech informó que procesará 1300 litros de alcohol artesanal para ser transformado en gel desinfectante que será donado a personal de primera línea que atiende la emergencia...

10.000 jóvenes no han usado su cupo en la ‘U’

octubre 12
12:06 2014

El Telégrafo

Para muchos asistir a la universidad es un proceso lógico tras culminar el colegio; para otros es una pérdida de tiempo que no se compara con la satisfacción de trabajar y ganar dinero

Hay un tercer grupo para el cual asistir a la ‘U’ es la oportunidad de convertirse en lo que desean.

“Hace mucho tiempo el ingreso a la educación pública dependía de varios elementos como sorteos, entrega de cupos mediante filas, palancas y  corrupción, era algo visible y legitimado (…) Había quienes madrugaban y hasta vendían los puestos o alquilaban un colchón para que las personas lograran entrar”, puntualiza Lorena Araujo, del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA).

Con la creación del actual sistema de ingreso, surgido tras la aprobación de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), en 2010, se logra el ingreso a la universidad de las personas mediante la meritocracia (ver infografía).

Ese fue el caso de Ligia Pichamba, quien logró un cupo universitario gracias a su esfuerzo. Ella agradece todo el sacrificio que hacen sus padres, originarios de Otavalo, pero sabe que con los ingresos que reciben mensualmente sería imposible educarse.

De hecho su madre es analfabeta y su padre, que trabaja en el campo y recibe un sueldo reducido, terminó solo la primaria. Ella los ama y dice que hará todo lo posible para sacarlos adelante.

Hace unos meses se mudó a Quito y no precisamente para trabajar, sino para cumplir con una de sus mayores aspiraciones: asistir a la universidad.

Ligia es una muestra de cómo un sistema, que por década excluyó a los más pobres, hoy los acoge sin importar si cuentan o no con recursos económicos suficientes. “Esta oportunidad se da solo porque tengo una beca. Hubiera buscado otros medios para estudiar, pero pagar los estudios con el dinero de mi familia nunca hubiera sido posible. Mi familia es de una comunidad indígena y son agricultores, no cubrimos lo básico, menos para ingresar a la universidad”, dice la joven de 19 años.

Desde este semestre estudia Administración de Empresas Turísticas y Conservación Ambiental en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) gracias a una beca otorgada por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Información (Senescyt).

Nunca se imaginó que el nuevo sistema de postulación fuera tan incluyente para considerar darle una beca, no solo a ella sino también a su hermano. “Al inicio fue complicado porque tuve que rendir el examen y sacarme un alto puntaje. La postulación fue más sencilla, tuve que inscribirme en internet y seguir los procesos, pero las autoridades de mi colegio me guiaron”.

Ligia vislumbra trabajar en su propia comunidad con planes que activen el turismo comunitario. “Tenemos muchos recursos que podrían ser aprovechados. Eso sí, buscaré un trabajo que beneficie a todos”, dice.

Róbinson Moya es un joven que obtuvo 972 puntos en el ENES y por ello consiguió un cupo para estudiar Medicina en la Universidad Central. Sus estudios no costarán y eso le pone contento porque en su caso es complicado que a su padre le alcance el sueldo para destinarlo en educación, pues es albañil y el trabajo no siempre es constante.

“Postulé para la educación pública porque tengo muy pocos recursos; cuando pregunté en la Católica, que es la más barata y que es buena después de la Central, no pude ir. Eran como $4 mil al año, no recuerdo bien”, dice el joven quien ahora toma los cursos de nivelación en la Central para ingresar al primer semestre de la carrera.

Opina que el nuevo sistema de postulación a través del Sistema Nacional de Nivelación yAdmisión (SNNA) es más organizado y más incluyente que antes porque quienes ingresan a estudiar, según dice, son los que más se esfuerzan. “El sistema de admisión no tiene grado de complicación, solo hay que saber elegir las opciones”, dice Róbinson.

El proceso de ayer y de hoy

Según datos de la Senescyt, la matrícula para la educación superior se duplicó entre las poblaciones de hogares pobres.

En 2006 era de 11% y en 2013 de 19%. Además, en ese mismo año, el 25,5% de afroecuatorianos accedió a educación superior, mientras que en 2006 el 14,1%. El 17,5% de indígenas lo hizo también en ese año, frente al 9,5% en 2006.

Araujo, del Sistema Nacional de Nivelación yAdmisión (SNNA), cree importante apelar a la memoria de la ciudadanía y recordar que ‘el libre acceso a la educación superior nunca existió’.

Aclaró que los cupos no son dados por el SNNA si no ofertados por las propias universidades. “Nos encantaría como rectores de la política pública decir que vamos a sacar 400 mil cupos para todo el universo de jóvenes, pero cada universidad en su autonomía responsable se reúne con el Consejo Académico y el rector ingresa al sistema, a través de una clave que le otorgamos, el cupo por carreras, modalidad, jornada y extensión”, explica.

Aconseja que los estudiantes deben escoger de manera responsable las opciones de carrera que sean de su agrado, pues ha visto casos en que los jóvenes postulan a universidades en otras ciudades y aceptan los cupos. Luego no los utilizan, y eso significa, según informa, que un estudiante de menor puntaje, se quede sin ese cupo.

“Del proceso del ENES de marzo terminamos de cerrar matrículas, y alrededor de 10 mil jóvenes obtuvieron un cupo y no lo efectivizaron (es decir no se matricularon). En carreras altamente demandadas es menos, pero en otras son hasta 30 cupos que no se utilizan”, indica la funcionaria.

Comenta que esos cupos, llenados con los puntajes más altos, podrían ser liberados.Pero esto, en palabras de Araujo, sería vulnerar la meritocracia. “Esos cupos no los puedo usar porque ponerlos a disposición otra vez sería poner a competir a gente que tenía puntajes más bajos”. Para solucionar esto ya se creó la lista de espera para que esos cupos se aumenten en el siguiente proceso.

El ENES se aplica desde 2012, el puntaje promedio ha ido variando dependiendo de la preparación de las aulas y eso hace que cada vez los estudiantes se esfuercen por lograr calificaciones más elevadas. Por ejemplo, en el examen de  septiembre de 2013, la media fue 685 y en de marzo último de 710.

En el último proceso de septiembre participaron más de 300 mil jóvenes, de ellos 1.962 con discapacidad se inscribieron y por primera vez alrededor de 600 personas privadas de la libertad rindieron los exámenes para continuar con sus estudios a distancia mediante un convenio logrado con dos universidades.

DATOS

En política de cuotas, 16 estudiantes con discapacidad obtuvieron cupo con beca completa en universidades auto y cofinanciadas.

En marzo de 2014 aprobaron el ENES 24.866 personas que declararon pertenecer a pueblos y nacionalidades indígenas. También en ese periodo 837 personas, cuya familia recibe el Bono de Desarrollo Humano, accedieron a un cupo.

En cuanto al género, en el proceso de marzo y septiembre de 2014 se inscribieron 329.421 mujeres y 312.163 hombres. La mayoría de ellas están en Guayas.

El puntaje del Examen Nacional de Educación Superior tiene 108 preguntas. Si una persona obtiene 700 puntos quiere decir que contestó alrededor de 54 preguntas correctas, es decir la mitad.

El 68% de inscritos en el ENES de septiembre y marzo de este año proviene de la unidad educativa fiscal, mientras que el 23% viene de la unidad educativa particular, el 7% de la fiscomisional y el 1% de la municipal.

El promedio nacional del examen de marzo de este año aumentó 25 puntos, de 685 a 710, respecto al proceso anterior de septiembre de 2013. El número de  estudiantes del grupo de alto rendimiento también subió de 170 a 264.

La nota promedio por rangos de edad varía. por ejemplo, los chicos de 18 años o menos sacan un promedio de 730,1; mientras que los de 25 a 30 años obtienen 673,7, frente a los aspirantes de más de 30 que sacan un promedio de 658,8.

Los estudiantes del Grupo GAR lograron sacar puntajes sobre los 900 puntos. De hecho, 192 consiguieron 972 puntos; 79 alcanzaron 978; 48 sumaron 983; 17 registraron 989 puntos; 9 sumaron 994 y solamente dos personas obtuvieron 1.000.

Gusta

Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Baba

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook