Contenido.com.ec – Portal de Noticias de Los Ríos y Ecuador

Contenido

 Noticias de última hora

El olvido de la cuenca del Guayas pasa factura al agro

El olvido de la cuenca del Guayas pasa factura al agro
octubre 04
11:10 2013

La falta de mantenimiento de la cuenca del río Daule pasa factura a los agricultores del Valle del Río Daule que utilizan canales para el riego de 17.000 hectáreas de cultivos. Los afectados dicen que los taludes de los afluentes del río están embancados por efectos de la sedimentación, lo cual no permite tener el caudal suficiente de agua.

Productores de arroz de las juntas de usuarios de América-Lomas, El Mate, Higuerón y San Jacinto sufren las consecuencias de la escasez del líquido, como lo dejó registrado EXPRESO en su edición de ayer.

Los campesinos toman el agua para los canales de riego directamente del río Daule, mediante plantas de bombeo, distribuidas en los distintos subproyectos. Pero en las últimas semanas la capacidad de captación en las bocatomas ha bajado considerablemente.

El sistema de riego y drenaje en el Valle del Río Daule contempla la dotación de agua para las juntas de El Mate (2.450 ha), Higuerón (3.520 ha), San Jacinto (2.500 ha), América (5.816 ha) y Lomas (2.714 ha).

Las tomas de agua se encuentran saturadas de sedimento y no pueden bombear mucha agua, ha sido la queja de algunos agricultores.

«La sedimentación del río es una cosa que da miedo», sostiene Marcel Rivas, coordinador del Centro Agrícola Cantonal de Daule, quien destaca que el problema también preocupa a los agricultores de Daule, cuyos cultivos no dependen del sistema de riego.

Afirma el dirigente que la situación es «caótica» para el sector arrocero, y más porque, según indica, organismos públicos como el Municipio de Daule y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) alegan que el dragado del río no es de su competencia.

«En el cantón Daule, no dejan sacar ni un solo gramo de arena de las riberas de los ríos, porque el alcalde dice que no se puede. Si tenemos unos ríos tapados de arena, cómo podemos tener agua», cuestiona.

Rivas adelanta que la Prefectura del Guayas se ha comprometido a incluir dentro del presupuesto de 2014 una partida destinada para el desazolve del río Jaboncillo, que es uno de los afluentes del río Daule más afectados con sedimentos.

«Los trabajos se realizarán a lo largo de ocho kilómetros del río, en la cuenca baja del Daule, lo que debió hacerse hace 10 años», indica.

Enrique García, director ejecutivo de la Cámara de Agricultura de la II Zona, a título personal, sostiene que la política del Estado debería ser conducida a atender las necesidades que tiene la cuenca baja del río Guayas.

«Esa sedimentación del río, sea por arena o por otro material, debería ser aprovechada. Luego de dragar y sacar ese material a los costados, se lo podría reutilizar en la agricultura», sugiere.

Según García, una solución al problema de la escasez de agua podría ser la construcción de albarradas en el sector, a fin de disponer del líquido permanentemente.

la represa. La sedimentación del Daule se debe a la deforestación de la cuenca aguas arriba, explica Jaime Proaño, coordinador de Proyectos de Investigación de la Universidad Agraria, entidad que recientemente publicó un estudio sobre la calidad del agua del mencionado río.

«Año a año se van acumulando los sedimentos, y eso sí es preocupante», manifiesta el experto, quien recomienda dar un mejor manejo a la cuenca alta del Daule con labores de reforestación.

Comenta además que la escasez de agua para el riego en la zona de Daule también puede tener otra causa. Al respecto, recuerda que el caudal del río está regulado, a través de una represa.

Proaño se refiere a la presa que es parte del proyecto multipropósito Daule-Peripa, construida en el curso superior de los ríos Daule y Peripa, entre las limítrofes provincias de Guayas y Manabí.

Esta obra posee una central hidroeléctrica que genera 213 megavatios al año y sirve para la producción de más de 100.000 hectáreas, a través de su sistema de riego y el trasvase de aguas hacia la península de Santa Elena y parte de la provincia de Manabí.

«La represa Daule-Peripa es la que regula los caudales y lo requerido para el proyecto de riego de 17.000 hectáreas, que es donde están las juntas de América-Lomas, El Mate, San Jacinto e Higuerón. Se maneja lo necesario para las estaciones de bombeo para esos cultivos de arroz asentados al margen derecho del río Daule», explica.

Según Proaño, si se presentan dificultades por un bajo nivel del embalse, la entidad que opera la represa no va a distribuir el agua para riego en los caudales suficientes, sino que dará prioridad a satisfacer las necesidades de la central hidroeléctrica.

«Si en este momento no pueden llenar los niveles de la presa a causa del estiaje (por la ausencia de lluvias), no se liberará el caudal requerido del río para que sea captado por las subestaciones de bombeo de este proyecto de riego de 17.000 hectáreas», anota.

El experto estima necesario conocer por parte de la entidad operadora de la represa Daule-Peripa en qué cota o nivel se encuentra el embalse, cuál es el nivel mínimo requerido y cuál es el caudal que se está enviando al río Daule.

La Secretaría Nacional del Agua (Senagua) es el organismo estatal responsable de dirigir la gestión integral de los recursos hídricos del país para generar una eficiente administración del uso y aprovechamiento del agua.

EXPRESO solicitó un pronunciamiento de la entidad sobre la preocupación por la escasez de agua para riego expuesta por los usuarios de las juntas asentadas en el Valle del Río Daule. El pedido fue dirigido a Arturo Pazmiño, subsecretario de la Demarcación Hidrográfica del Guayas, pero hasta el cierre de este artículo no hubo respuesta.

Mario Avilés Sánchez – avilesm@granasa.com.ec – Guayaquil

 

Fuente:  Expreso

Gusta

Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Baba

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook