Contenido.com.ec – Portal de Noticias de Los Ríos y Ecuador

Contenido

 Noticias de última hora

La discapacidad no le impide ser entusiasta y disfrutar de su vida como policía

julio 08
20:41 2015

‘No te sientas vencido, aún vencido’, ´lo posible está hecho y lo imposible lo lograremos’, son frases que estimulan a Freddy Peñafiel Macay en su lucha diaria para cumplir con la institución policial que le dio la oportunidad de desempeñar funciones administrativas en el subcentro de salud de Quevedo.
Freddy Peñafiel cuenta con 28 años de edad, y es un miembro de la institución del orden con el grado de policía. Tiene un 67% de paraplejia, producto de una caída desde un árbol frutal que lo dejó imposibilitado para caminar y moverse por sí solo.
Su recuperación sobre todo en el ámbito emocional le costó mucho en los primeros meses del accidente, porque se preguntaba todos los días “¿por qué a mí?”, hasta que se resignó a que debía reintegrarse a la sociedad así como está y empezó a luchar.
Actualmente manifiesta su gran alegría por la oportunidad de poder desenvolverse en lo administrativo en la institución que tanto quiere.
Cada mañana se traslada desde su domicilio, ubicado en la finca de sus padres en la vía al recinto Cañalito, a quince minutos de Quevedo, con la ayuda de alguno de sus hermanos a su lugar de trabajo.
Cuando Freddy arriba a la Policía, siempre cuenta con la colaboración de algún compañero de oficina, que lo ayuda a bajar del carro, lo coloca en su silla de rueda y lo empuja por la rampa hasta llegar a su escritorio.
Allí entre impresoras, archivadores y computadoras cada mañana inicia su jornada a las 08h00. En ese lugar y desde su silla de rueda atiende con un gran optimismo a todos quienes acuden en busca de algún servicio o atención a alguna dolencia.

Su hermano, su inspiración

Freddy, es el séptimo de diez hermanos, hizo la primaria en el cantón Ventanas en la escuela General Vicente Anda Aguirre, la secundaría en la Unidad Educativa Nicolás Infantes Díaz, en Quevedo, y sus estudios superiores los desarrolló en la Universidad Técnica de Babahoyo donde obtuvo los conocimientos sobre computación.
Cuenta que su inclinación por las filas policiales se debió a que tiene un hermano mayor con grandes deseos de ser policía, por aquello cuando cursaba el tercer año de universidad fue él quien lo motivó a ingresar a esta noble institución. Eso fue en el año 2009.
Así fue como luego de realizar todas las gestiones logró su cometido y una vez al interior de esta institución comenzó a cogerle gusto y cariño por todo lo que iba aprendiendo y por la amistad que iba realizando con sus amigos de clases.

Formación policial

Su preparación como policía la realizó en la escuela de formación de la ciudad de Portoviejo, en la que recibió la mayoría de los conocimientos que enriquecen su vida ahora.
Freddy manifiesta que entre los recuerdos que aún mantiene de los años de formación como servidor policial destaca que quedó muy impresionado del lugar en el que se encuentra la escuela, pues es un sitio rodeado por la naturaleza; esto logró grabarlo en su memoria cuando trotaba por las mañanas con los compañeros de su promoción.
Cuando aprobó sus años de formación inmediatamente pasó a prestar servicio en la ciudad de Manta, en donde se desempeñó en el Servicio Urbano, en el UPC Miraflores, Jocay y Bellavista.

Sin límites

Freddy, mencionó que el accidente que le marcó su vida lo sufrió en la finca de sus padres, sin embargo, su problema no fue ningún impedimento en su vida para continuar superándose.
Fue entonces cuando la institución policial le ofreció la oportunidad de continuar desempeñándose en un cargo administrativo en el comando de su ciudad natal.
‘Entonces personal de Guayaquil, Quito y Ministerio del Interior que atiende los casos de discapacidades me ayudaron en mi inserción a la labor administrativa’, apunta.
Ahora ‘Siento que me desempeño bien, ya que pasos horas aquí en el subcentro, porque me gusta lo que hago, porque yo siento que de a poco voy dando lo mejor de mí’.
Freddy se muestra contento, ya que el aprecio y la consideración de sus compañeros es un gran valor, pues cada vez que acuden al subcentro en busca de algún servicio le preguntan ‘Body, cómo estás? Y eso significa mucho en mi vida’.
‘Ellos me dan fuerza, me animan, me dicen pilas tienes que seguir’, aparte de conocer que en el comando Quevedo y en todo el país tiene compañeros con discapacidad, eso también constituye una motivación para no desmayar ni decaer.
Además también recibe llamadas y visita de compañeros de su promoción, quienes con su presencia y su palabra le elevan la autoestima.
‘Ahora para mí la Policía es mi todo, partiendo desde la consideración que me hizo al darme este trabajo que es lo que me gusta y me hace sentir útil’, recalca.

Su labor

Freddy realiza informes diarios de médicos, enfermeras e informes mensuales, y por ahora es el responsable de la facturación electrónica.
Él tiene la firme esperanza que poco a poco irá recuperando parte de su movilidad, ya que gracias a las terapias que recibe con el fisioterapista de la institución, siente que sus piernas se van fortaleciendo’, indica muy animado.
Además señala que ya hay muchas situaciones que las realiza solo y son las que precisamente le van dando la pauta de que pronto podrá incorporarse para caminar con la ayuda de unas muletas.

Carismático y respetado

Freddy es un joven muy querido y respetado por todos en el subcentro, así lo manifiestan algunos de los compañeros que laboran en el mismo edificio en él.
Al respecto, el fisioterapista Johnny Figueroa, señala que desde que llegó ha demostrado ser un buen profesional, pues desempeña excelentemente su trabajo y con sus conocimientos ha suplido muchas falencias que tenían allí. ‘Su trabajo es fundamental en esta área’, acotó.
Mientras que el Dr. Marco Domínguez, quien atiende en medicina general a todos los pacientes del comando, calificó de importante el trabajo que desempeña Freddy, ya que es el primer receptor cuando alguien acude en busca de atención al subcentro.
Él tiene grandes sueños es continuar brindando un buen servicio, de excelencia, desde su lugar de trabajo, a sus compañeros y a la sociedad en general.
Tiene carisma para atender a los pacientes y eso dice mucho de una persona que desempeña una labor de atención al público’, dijo el galeno. Redacción XL/Los Ríos

Gusta

Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Baba

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook