Contenido.com.ec – Portal de Noticias de Los Ríos y Ecuador

Contenido

 Noticias de última hora

Presión alta que asesina

Presión alta que asesina
diciembre 22
12:57 2013

Diario Las Américas

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica, caracterizada por el aumento continuo en los niveles de presión sanguínea, esta se define como la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias, a medida que el corazón bombea sangre.

Aunque no existe un umbral estricto para definir los límites de riesgo, se considera que el rango de normalidad está en el orden de 120 sobre 80 (120/80 mmHg), siendo el primer valor el correspondiente a la presión sistólica, que se entiende como la máxima registrada por el sistema circulatorio y que coincide con la contracción del ventrículo; y la segunda, a la diastólica, denominación de la mínima que registra la arteria y que se produce cuando el músculo cardíaco se relaja.

Esta enfermedad se asocia a tasas de mortalidad elevadas, por lo que se califica como uno de los problemas más importantes de salud pública a nivel mundial. Por ser asintomática, se le considera un enemigo silencioso, que promueve el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, y cerebrovasculares, principales causa de muerte en el planeta. Sólo en los Estados Unidos, unas mil personas pierden la vida diariamente a consecuencia de las complicaciones cardíacas a las que conduce la hipertensión.

Conocida hace 18 siglos

Las primeras referencias escritas sobre hipertensión corresponden al siglo III d. C., cuando el médico indio Súsruta, describió los síntomas de lo que entonces se llamaba “enfermedad del pulso duro”, que era tratada mediante sangrías y aplicación de sanguijuelas. Sin embargo, la comprensión moderna de la hipertensión se inició con el trabajo del médico William Harvey, que en su libro “De motu cordis” describió el mecanismo de la circulación sanguínea sistémica bombeada alrededor del cuerpo por el corazón.

Aunque fue Stephen Hales, quien en 1733, realizó la primera medición de la presión arterial registrada en la historia, y quien describió la importancia del volumen sanguíneo en su regulación.

Causas y tipos 

Son muchos los factores que pueden alterar la presión arterial, entre ellos: la cantidad de agua y sal en el organismo; el funcionamiento del sistema nervioso, los vasos sanguíneos y los riñones, así como los niveles de las diferentes hormonas. Aunque no se puede dejar de considerar el endurecimiento de las arterias, producto del proceso de envejecimiento.

Las causas de la hipertensión son aún desconocida, es por eso que un 90% de los casos se relaciona con una marcada influencia hereditaria, a esta se le conoce como “hipertensión arterial esencial”, mientras que el 10% restante suele ser producto de alguna condición clínica, o la acción de algunos medicamentos, a esta se le llama “hipertensión secundaria”. Tensión bajo control Si bien no es posible eliminar por completo la hipertensión, existe una serie de acciones útiles tanto para para prevenir su aparición, como para evitar que sus síntomas empeoren.

En primer lugar es necesario incrementar la actividad física aeróbica; también es importante mantener un peso corporal dentro de los estándares correspondientes a la edad, sexo y estatura. Igualmente se recomienda reducir al mínimo el consumo de alcohol, sodio y azúcar; consumir una dieta rica en frutas, vegetales y lácteos bajos en grasa, y eliminar de forma definitiva el tabaco.

Usted tiene un riesgo más alto si:

– Es obeso. Suele estar estresado o ansioso.

– Abusa del alcohol. Su consumo de sal es excesivo.

– Tiene antecedentes familiares de hipertensión arterial.

– Padece de diabetes.

– Fuma.

Gusta

Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Baba

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook